• en
  • fr
  • de
  • es
  • zh-hans
Coficab

LA DAMA DE HIERRO CON EL CORAZÓN DE ORO

Nos gustaría rendir un homenaje a una gran dama.  El mundo de los negocios está hoy de luto.  Un admirable líder se ha ido.  Pero primero, Aouatef Elloumi El Ghoul fue la esposa del Sr. Hazem El Ghoul y la madre de sus hijos Aziz y Youssef, quienes esperamos encuentren la paciencia y fuerza en este momento de profundo dolor.  También fue una hija amorosa, una hermana confiable y una amiga leal.

Aouatef Elloumi El Ghoul, Vicepresidenta Ejecutiva del Grupo Coficab y CEO de Coficab Túnez falleció el 19 de noviembre de 2017.  Su fallecimiento repentino fue un choque para las personas que la conocieron y amaron.

Aouatef Elloumi El Ghoul, que en paz descanse, fue una inspiración para quien la conoció.  Profesionalmente hablando fue una mujer de negocios formidable, quien se ganó el respeto de sus colegas, empleados y toda la industria automotriz.  Fue respectada en su País, Túnez y en el extranjero.

Aparte de Coficab y el Grupo Elloumi, Aouatef Elloumi El Ghoul, fue vicepresidente de la Cámara de Comercio e Industria de Túnez, recientemente elegida para el puesto de Presidenta de la Cámara Nacional de la Industria del Cable en UTICA, Presidente del Centro de Emprendimiento y Desarrollo Ejecutivo de Túnez (CEED), Primera vicepresidenta y fundadora de la Asociación Automotriz de Túnez (TAA), y Secretaria General de la Cámara de Comercio Túnez-Canadá.

Ella era de la clase de constructores y visionarios.  Sabía cómo imponer su humanidad en el mundo de los negocios gracias a sus valores: respecto, ética, integridad, un sentido de responsabilidad, abnegación en el trabajo, y perseverancia en esfuerzo. Aouatef Elloumi El Ghoul fue a la imagen de su padre, el último Sr. Mohamed Taoufik Elloumi, fundador del Grupo Elloumi.

Pero Aouatef Elloumi El Ghoul era mucho más que una lista de puestos impresionantes y un cuerpo de trabajo innegable.  Era un alma irremplazable, llena de amor y humanidad, quien será extrañada más allá de lo que las palabras digan.  Fue una mujer Tunecina admirablemente fuerte, una mentora y una figura madre, en la cual todos podían confiar. Aouatef Elloumi El Ghoul toco muchas vidas.  Podía mover montañas en los negocios así como mover corazones con su amor, personalidad amistosa.  Siempre estaba disponible a pesar de sus muchas responsabilidades; y cambio muchas vidas, con la discreción y modestia que calificaron sus acciones caritativas y humanas.

Incluso cuando su pérdida repentina dejó a su familia y a las personas que la conocían en la oscuridad y el dolor, una nueva estrella brilla en el cielo. Aouatef Elloumi El Ghoul es un ejemplo brillante a seguir, una herencia preciosa para honrar y una Fuente eterna de inspiración para todos nosotros.

Sabemos que Aouatef Elloumi El Ghoul fue amada verdaderamente.  Será muy extrañada por la gente quien trabajó con ella, la conoció y quien guardará un buen recuerdo de ella.

Derramó su corazón y su alma en todo lo que hizo y sabía cómo presionarnos para dar lo mejor de nosotros.  Ahora, es nuestro deber inmortalizarla a través de nuestras acciones.

Un orgullo haberla conocido, estará por siempre en nuestros pensamientos.